Un objeto que podemos disfrutar a simple vista. Se trata de Sirio (o Sirius) que os será fácil de localizar (en la constelación de Canis Mayor) ya que es es la estrella más brillante de nuestro cielo y la 7a mas próxima a la tierra.

Cuando la observéis estaréis viendo la luz que salió de ella hace casi 9 años. Los egipcios ya la observaban para predecir cambios estacionales y las inundaciones del Nilo. Este astro, como muchos otros, es doble, es decir, lo que vemos en realidad es un sistema doble compuesto por Sirius A y por una enana blanca, Sirius B, o lo que se conoce como remanente de estrella. Cuando algunas estrellas agotan su combustible se transforman en enanas blancas, un astro que se enfriará mas i mas hasta terminar en lo que se conoce como una enana negra.